Dos corazones y un solo cuerpo, pero a estas siamesas les sobra voluntad para vivir y ser felices

Lupita y Carmen tienen dos corazones y un solo cuerpo.

Ellas son gemelas siamesas que han sobrevivido durante 16 años, un reto para este tipo de casos, cuyo pronóstico de vida no suele rebasar los primeros días de nacidos.

Te recomendamos: A pesar de los pronósticos, estas gemelas siamesas llevan 7 años juntas y siguen creciendo 

Los siameses son gemelos que no llegan a separarse totalmente en el vientre materno. Se trata de una mutación durante el desarrollo del embrión. Mientras más tiempo tome la división de las células, más órganos compartirán los siameses, y menos oportunidades de sobrevivir le restan.

 

Lupita y Carmen nacieron en Veracruz. Los médicos advirtieron a sus padres que las niñas no sobrevivirían más de tres días, pero resultó que ellas rompieron con todo pronóstico. Sus padres decidieron llevarlas a Connecticut, Estados Unidos, con el propósito de consultar especialistas que les ofrecieran una solución.

Pero el diagnóstico final fue rotundo: no podían separarse. A pesar de que cada una tiene un corazón, sus pulmones y las extremidades superiores, comparten demasiados órganos: hígado, estómago, sistema circulatorio y reproductor, costillas.

Acostumbradas a compartir el cuerpo, a vivir y sentir por la otra, las gemelas le pidieron a su madre que no las separara.

Sus padres comenzaron entonces una nueva fase, esta vez en terapia de coordinación para que se habituaran a caminar y lograran mantener el equilibrio.

Las siamesas adoran divertirse juntas: tocan piano, hacen piruetas, trabajan la huerta y van a la escuela. Usan ropa especialmente diseñada para ellas. Y hasta luchan contra las políticas xenófobas que ha implementado el presidente de los Estados Unidos.

Desgraciadamente, Lupita tiene escoliosis y esto ha afectado su sistema respiratorio. Los médicos no descartan una posible operación, aunque los riesgos son muy altos, pues Lupita podría morir durante la intervención.

Si logran superar esta enfermedad, es probable que ambas tengan larga vida, según los propios especialistas.

Estas luchadoras natas se merecen muchos años por delante.

Leave a Reply